Translate

Páginas vistas en total

miércoles, 22 de noviembre de 2017

DIQUES Y SILLS

                   Para la gente neófita en los temas volcánicos las palabras dique o sill, les pueden crear algo de confusión en su significado técnico, lo que no es el caso de las personas más cualificadas, así que éste post es para aclararle a los primeros lo que quieren decir.
Dique doble con almagres laterales, en éste caso debió de
manifestarse al exterior , según los indicios que hay por allí
(conos resurgentes de la caldera de Tejeda, Gran Canaria).
Un dique antiguo con sills
a sus lados (Gomera), en un
corte de carretera.
Sill con empalme en un
surtidor (Gomera)
Ambas expresiones se refieren a los conductos por donde el magma se introduce, a través de las grietas que se generan en el interior de la corteza, como consecuencia de una anomalía térmica que se ha llevado a cabo por un entorno determinado y las fracturas que se derivan de ello. Son como las venas de cualquier persona, solo que en éste caso pueden manifestarse al exterior en forma de supuraciones (esto es; un volcán), aunque por regla general éstas casi nunca llegan a progresar del todo, pues se necesita de una potencia energética lo suficientemente fogosa, como para ser capaz de perforar toda la masa de rocas y tierra que va encontrando en su camino hacia la superficie.
Gomera es la isla de los diques descubiertos a la intemperie
como consecuencia de la erosión, cada uno de ellos es un
antiguo surtidor, pero a veces salen como un enjambre. 
Dique gigantesco antiguo
(La Fortaleza, Gomera), se
debió formar en un cráter y
al erosionarse éste su cresta
se manifestó como núcleo de
resistencia. Fue un volcán de
cámara  (dique fonolítico).
Algunos roquedales son muy
similares pero no lo son (el
Roque, Gran Canaria)
Cuando son de dirección vertical se les llama diques y si son de trayectoria horizontal  se les denomina sills, pudiendo en ambos casos terminar o no como volcanes. Sus grados de potencia determinan su progreso, que suele tener tendencia a ascender debido a la menor densidad de su masa y a la temperatura en la que se halla inmersa, siendo sus gases los que abren los surcos a través de los lugares más débiles de la corteza, a los cuales somete a una especie de interrogatorio en la se pone en cuestión la dureza y resistencia a la calor que emite la cabecera de la anomalía. Queda claro que son su avanzadilla y actúan como un especie de ejército de exploradores, para abrir los senderos a través de los cuales el grueso de materia fundida se introducirá y progresará de manera inexorable hasta expansionar su inestabilidad y recobrar el equilibrio térmico.
El dique Morro de las Vacas, surgido en los restos de la
caldera de Tejeda, es de morfología mixta y posee un roque
de lava seca evolucionada a su costado drcho. Se trata de los
restos de un volcán muy erosionado que estuvo activo hace
unos 10 m.a. (más o menos).
Pitón del Montcorb (La Selva),
su lava básica estancada en un
cráter, propició disyunciones.
Dique radial básico
   Sus conductos son variables y es obvio que pueden tener grosores diferentes, que se suelen descubrir cuando se realizan cortes en entornos volcánicos ya colapsados o en estado de calma temporal, en espacios vetustos donde la erosión los saca a la luz de forma natural o, simplemente, se ponen en evidencia desde el primer momento en que su proceso ígneo termina, a través de los pitones o domos de lava que se crean al final de su actividad, la cual suele perder fuerza a medida que se va consumiendo su efervescencia y genera éstos hermosos penachos ígneos, en donde suele ser habitual contemplar disyunciones por enfriamiento lento, hecho que solo se produce en procesos básicos y no es posible verlos en los volcanes con cámaras evolucionadas, ya que sus vertidos suelen poseer un índice de temperatura mucho más bajo y por lo tanto su enfriamiento es mucho más rápido.
                 
Diques en enjambre de Tenteniguada (G.Canaria), con el
Roque Nublo (que no es un dique) al fonde
                      Es de destacar que los diques y los sills, no siempre se manifiestan al exterior a través de conductos en forma de tuberías, ya que muchas veces surgen a través de grietas lineales (radiales), posiblemente como consecuencia de las fracturaciones que se generan en el acontecimiento y debido también a que la potencia es de menores dimensiones por allí y no puede crear un dique tan amplio como en los casos de los volcanes grandes, que es por donde se concentra el conducto principal. Los diques y sills radiales suelen darse en los costados de los principales o también en lugares donde se dan los volcanes efusivos.