Translate

Páginas vistas en total

lunes, 9 de julio de 2018

MACIZO DE AMURGA

Los roquedales superiores
de Amurga no están en
estratos tabulados, sino que
poseen sentidos eruptivos
con tendencia vertical.
Macizo de Amurga visto
desde Tunte, donde se puede
ver el seccionado erosivo.
       Muy cerca del centro ígneo de Tunte se ubica otro robusto macizo volcánico (situado al SE del anterior), el cual da la sensación de estar asentado encima de sus efluvios y por lo tanto debió aparecer con posterioridad, aunque al ser sus rocas ígneas prácticamente iguales a las de aquél (traquitas y fonolitas mezcladas con basaltos plagioclasos), lo más probable es que se trate de la continuación del mismo proceso, durante el cual se produjo el lento vaciado de las cámaras que generaron esas erupciones post-Tejeda. Se trata del llamado Macizo de Amurga (1.131) y posee varios surtidores importantes por su cúspide, desde donde se emitieron muchas coladas de lava hacia los 4 puntos cardinales.
El mapa de Gran Canaria sugiere que el 1er edificio ha
desaparecido por el sector NW. Con posterioridad uno de
los grandes centros ígneos que tuvo una prolongada actividad
fue el de Tunte (granate), que se extendió hacia el Este (Amurga)
y generó el bco. con forma de cuchara de Fataga, cuyo diseño
solo puede ser justificado con la presencia de un macizo ígneo,
también desaparecido antes que se izara el edificio R. Nublo, el
cual dio lugar a la cuchara de Tirajana de confección más reciente.
Materia procedente de una
"nube ardiente", la más clara
es la que flotó por encima y
la más pesada se situó debajo
(foto tomada en Agüimes).
Ejemplo de rocas mezcladas
de la "serie Fataga", halladas
por el macizo de Amurga.
     En principio todo el área que se extiende entre Temisas y el valle de Arguineguín (por su vertiente norte), es bastante homogéneo; productos ignimbríticos (clases HARI superpuestos (materiales claros y ligeros) y en menor medida LARI (de alta densidad, que se depositan por su peso en las partes bajas de las "nubes ardientes"), altamente evolucionados situados en las capas de  base, encima de las cuales se ubican gruesas coladas de lava mezclada (traquitas, fonolitas y basaltos ricos en plagioclasa), que llegan hasta la costa y delatan que la defenestración del Tejeda se debió a una potente intrusión juvenil, la cual se introdujo en las muchas cámaras que había por su edificio elíptico, dando lugar a una larga fase eruptiva conocida como "series resurgentes" (13,5-12 m.a. aproximadamente), cuyos materiales son identificados como "series Fataga", por estar localizados alrededor de esta población situada entre Tunte y Amurga.
Dique principal del macizo de Amurga sito encima de Fataga.
Edificio Tunte al fondo,
con Fataga abajo en foto
tomada desde el alto del
macizo de Amurga.
Restos del bloque desaparecido.
 Amurga pudo haberse erigido como un edificio con forma piramidal extendida y sin duda se adosó con el de Tunte (aunque en realidad ya pertenecía a éste como parte deposicional de sus efluvios), dando lugar al impresionante barranco con formato de cuchara de Fataga, cuya composición y extraña posición oblicua con respecto a los demás bcos. que lo rodean, solo puede ser explicada por la presencia de este bloque dual (Tunte-Amurga), en la actualidad completamente seccionado y casi desaparecido.
   
Visión de Amurga desde las laderas derrumbadas de Tunte.
      La forma de cuchara de este barranco es característica de la erosión causada a partir de los grandes macizos cercanos y se puede comprobar tanto en el otro barranco que hay junto a éste (Tirajana), originado por el bloque ígneo Roque Nublo y los farallones laterales o la misma depresión que hay en La Palma denominada caldera de Taburiente.
La forma de cuchara oblicua del longevo bco. Fataga, insinúa ser
 el resultado erosivo del bloque desaparecido Tunte-Amurga.
Elevación piramidal tallada
de Amurga vista desde Sta.
Lucía, con los restos de
Tunte a su dcha.
Altos de Amurga, donde se
asoman restos de diques.
   Solo hay que fijarse un poco para darse cuenta de que, al igual que los estratovolcanes Taburiente y Roque Nublo propiciaron sendas depresiones erosivas con formato de cuchara, relacionadas con aluviones acuáticos o por efecto de los deshielos, el macizo Tunte-Amurga provocó su propia depresión erosiva con un formato similar. La elevación del macizo Amurga parece que se extendió hasta el sector de Temisas y por las vertientes de ese lado comenzó a crear el otro gran barranco (Tirajana), cuyo estudio muestra que posee al menos 2 terrazas.
Amurga visto desde el macizo Teheral muestra el bco.
de Tirajana joven, con un sector oxidado por haber contenido
un estanque acuático. Se asoman por el centro los lomos del
edificio primigenio y encima lavas post-Tejeda donde descolla
el alto por su vertiente NE. Aunque las lavas parecen estar
depositadas en franjas tabuladas, la inspección de los altos
pone en evidencia que hay añadidos más tardíos no tabulados.
        La 1ª de ellas es mucho más ancha y alcanza el macizo del Teheral y la 2ª es mucho más reciente y se llevó a cabo después del colapso del estratovolcán R. Nublo.
Puntón del Garito (Arteara), donde se puede ver los
efectos de un derrumbe reciente.
        Después de estudiar este escenario se pone en evidencia que hubo otro gran edificio con varias chimeneas, donde ahora mismo hay una enorme depresión en cuchara (fosa de Tirajana), originada por el robusto bloque deposicional lateral que creó la actividad de R. Nublo.
La foto sirve para mostrar como el bco. de Tirajana
posee una terraza superior, cuyo nivel más longevo
lo marca la fortaleza de Titana (retal del centro), mientras
que los fondos corresponden a erosiones más recientes.
Las laderas desplomadas de Amurga aparecen arriba.