Translate

Páginas vistas en total

viernes, 11 de agosto de 2017

VOLCÁN DE LAS NUECES Y CALDERA COLORADA (LZ)

                            Justo enfrente del volcán del Cuervo (considerado como el 1º en aparecer en las series del siglo XVIII, Lanzarote), se ubican 2 bocas eruptivas separadas entre sí por la carretera del Parque de los Volcanes, que están al final de ésa hilera radial y terminan en medio de la hilera transversal (caso de la Caldera Colorada, incrustada entre la Mña. Negra y el Ortiz). Ambos están conceptuados como los últimos ejemplares que desparramaron sus vertidos por la isla, llegando a alcanzar (en el caso del volcán de las Nueces), los arrabales de la actual capital, que por entonces solo era un pequeño pueblo de pescadores (la capital era Teguise, situada en el centro de la isla).
En color naranja se muestra el cono de Las Nueces y el
sentido de sus vertidos y en rojo los de la Caldera Colorada.
Ambas coladas están dispuestas encima de otras anteriores
Desde el Este el relleno de
sus erupciones lo camufla
Hornito situado junto
a la boca de salida
    El volcán de las Nueces es un destartalado surtidor que se encuentra entre el del Cuervo (Este), la Caldera Colorada y el Ortiz (Norte), Mña. de los Rodeos (oeste) y la hilera Timanfaya (SW), desde cuya cima se pueden ver con nitidez las crestas de la Rilla, Señalo y el Pico Partido, los 3 pertenecientes al eje central de la anomalía de Chimanfaya. Es un cono destrozado por sus fogosas erupciones, que dejaron el edificio en unas condiciones bastante precarias, hasta el punto de que cuesta reconocerlo como una chimenea, pues casi parece un hornito.
La visión desde el norte es mucho más elocuente, al
contener menos relleno de lavas por éste lado
La abertura del cono es muy
estrecha y difícil de hallar
El interior es un ejemplo
de una chimenea reciente
La inspección del interior apenas se puede hacer, ya que su entorno es de muy mal andar por estar rodeado de enormes cúmulos de lavas malpais, por las cuales resulta muy arriesgado adentrarse (hay un sendero que parte desde un párquing que hay frente a la Caldera Colorada, pero solo llega hasta las faldas). Su boca muestra los efectos del alto grado de  explosividad que tuvo, con un variopinto colorido y un cono severamente castigado por las detonaciones. Es un volcán muy peligroso para tratar de verlo al detalle y por eso no figura entre los preferentes (su nombre no figura ni en los mapas volcánicos).
Desde el oeste es donde se ve mejor su formato, con sus
flujos desbordados con claridad hacia el SE (a su izda está
la Mña. Negra y en la dcha la Mña. de Los Rodeos 
Alineamiento perfecto en
dirección SW, con la Rilla y
el Señalo detrás (el Pico Partido
a la dcha del Señalo)
Las Nueces y Cra. Colorada
desde la Rilla, continúan el
alineado hacia el NE
    Las Nueces es un volcán muy mineralizado y sus vertidos se deslizaron hacia el NE y el Este, incrementando con un 3er añadido la efigie del Cuervo, que ya había sido rodeado por otras voluminosas coladas emitidas desde el Señalo o Pico Partido. Una gran roca sita frente al Cuervo nos insinúa que fue trasladada desde su boca, por el ímpetu de la corriente de lava de Las Nueces y quedó separada de éste unas decenas de metros. Las coladas de éste surtidor desbordaron la Hilera del Este, pero no alcanzaron las costas.
Esta enorme roca ígnea (5x10 mts), se ubica a unos 30 mts de
la boca del Cuervo y no se desplazó rodando, pues su mole
coincide con el hueco de entrada al cráter, por lo que se debe
inferir que las coladas de Las Nueces (situado detrás), la
trasladaron de sitio con el impulso de sus regueros
Mña. Ortiz, Cra. Colorada y
Mña. Negra (dirección Este)
Foto típica de Cra. Colorada
 La Caldera Colorada está justo frente a Las Nueces y pasa por ser el último volcán que hubo en las series del siglo XVIII, estando intercalado en mitad de la fractura transversal. Su aspecto rojizo (solo por la cara NE), poco cargado de lapillis (los que tiene los debe haber transportado el viento), nos indica éste hecho y puede ser visitado con facilidad tanto por su contorno, como por su cumbre (pero no su interior, que está tan lastimado como su vecino). Pese a todo conviene subirlo con bastones, ya que el lapilli obliga a ello como en los demás casos (un resbalón puede significar (como mínimo) caer varios metros).
Vista del cráter de explosión desde Masdache, con el
cono de Las Nueces asomando a la izqda 
La Mña Negra está en
su lado Este
La ruptura está en el lado
oeste, donde hubo una
cantera en el pasado
    Su cono está roto por el NW, que es hacia donde se dirigieron sus vertidos de lava, topando una parte de ellos con la Hilera de Tao, mientras que un amplio reguero prosiguió por Mancha Blanca y Tinajo hasta la costa, sin llegar a alcanzar tampoco la mar. La mayor parte de las lavas que se vislumbran por el sector Este pertenecen a Las Nueces, mientras las de Caldera Colorada pasan entre Mña. Ortiz, Las Nueces y Tizalaya y se desparraman por ése otro sector.
Colada de lava pahoe-hoe desparramada a sus pies
                      Desde su cima o lado del norte se pueden ver innumerables conos y cráteres de explosión, de las distintas hileras que componen el centro de la isla.
                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario