Translate

Páginas vistas en total

DIAGRAMA DEL T.A.S.

   La Ciencia ha confeccionado otros métodos más minuciosos para identificar y clasificar a las rocas volcánicas, tanto en el apartado extrusivo como intrusivo. Uno de ellos es el Diagrama T.A.S. (Total Alcalis Sillica), que es el más usado en Vulcanología, y sirve para calcular los porcentajes de minerales alcalinos (potasio y sodio) en relación a los de sílice que se hallan en ellas. 
                              Mediante éste método se puede establecer la composición mineral con mayor precisión y determinar mejor su procedencia, pudiendo ser Muy Alcalina (Ultrabásica), Alcalina (Básica) o Subalcalina (Intermedia y Ácida). No obstante, para poder ser utilizado correctamente se deben eliminar antes los porcentajes de agua y CO2, por lo que su uso está más indicado para los estudiosos y profesionales de la Vulcanología, siendo especialmente recomendable en los casos en los que resulta difícil determinar la mineralogía completa de la roca o rocas en cuestión. 
                             Para comprender el Diagrama T.A.S. se debe observar las separaciones coloreadas, que corresponden a las series Alcalinas o Muy Alcalinas o no coloreadas, que pertenecen a las series Toleíticas y a las Calcoalcalinas. Esto nos puede ayudar a la hora de discernir y catalogar el volcán o volcanes que estemos visitando y analizando y poder entender mejor porqué se produjo, en qué ambiente, qué grado de mezcolanza padeció (si la hubo) entre el fundido juvenil y las rocas antiguas de todo tipo o la profundidad desde la que subieron (y hasta su  velocidad de ascenso). Para los neófitos resultará, en principio, algo muy complicado de comprender pues está basado en valores químicos hasta en sus expresiones, pero resulta interesante ir familiarizándose con él para saber algunas características de las zonas a visitar y estudiar. 
                             Éstos son algunos matices de los tipos de volcanes:
                1) Serie Fuertemente Alcalina; 
                       Se les denomina también Ultramáficos o Ultrabásicos y proceden de grandes profundidades, generalmente situados encima de "puntos calientes", como es el caso de Canarias, Reunión o Hawaii. Pero no todos esos "puntos calientes" son iguales y así, dependiendo de la resistencia que los magmas encuentren para ascender (que está relacionada con el grosor de la corteza a traspasar o su tiempo de permanencia en el punto), el fundido registrará una procedencia de distinto grado de profundidad. En Hawaii, por ejemplo, la corteza oceánica es de un grosor moderado y por ello el magma surge desde profundidades menores, pues la resistencia es asimismo de menor grado. Esto produce volcanes activos con extrusiones no tan alcalinas como, por ejemplo, en Canarias, donde las series provienen desde lugares muy profundos ya que la placa del Atlántico Occidental  es mucho más gruesa y, por tanto, la resistencia mayor. Debido a ello a Canarias se la sitúa en el color azul oscuro, con algunas excepciones de erupciones fisurales provenientes de sectores más cercanos a la superficie, mientras a Hawaii se la sitúa entre la línea azul oscuro y azul claro, con fundidos menos alcalinos. La basanita (especie de basalto más claro) o la fonolita son sus rocas más usuales.
                2) Serie Alcalina; 
                         Llamados también Máficos o Básicos, provienen de ambientes de menor profundidad en los que la alcalinidad, aun siendo importante, no es tan acusada. Algunos volcanes isleños e intraplaca pertenecen a éste grupo cuyos fundidos pueden oscilar en sus porcentajes y situarse en una escala más o menos elevada del color azul claro o principio del color blanco. Las traquitas, basaltos y riolitas, son sus rocas más célebres. Girona (España), Eifel (Alemania) o Auvergne (Francia) y Hawaii, son algunos lugares famosos de los muchos que existen y suelen asociarse también a zonas de rift.
                3) Series Toleíticas;
                    Suelen darse en las dorsales oceánicas, donde la resistencia es escasa y debido a ello los magmas proceden de lugares poco profundos, con fundidos ricos en hierro y magnesio (sobre todo) y pobres en elementos alcalinos. No obstante pueden producirse también en las plataformas continentales, aunque es un "rara avis", como su nombre bien indica (procede de la zona alemana de Tholey).
               4) Series Calcoalcalinas; 
                         Es la serie más compleja de todas y produce los volcanes de mayor explosividad que hay en el planeta (Vesubio, St. Helens, Centroamérica y Sudamérica, etc.). Se ocasionan en lugares de subducción entre placas (oceánica y continental), donde los magmas proceden tanto de la Astenósfera más superficial (alcalinos), como por la formación de fundidos en el interior del encaje de rocas antiguo debido a las altas temperaturas, presiones y a la incorporación de agua marina que asciende como vapor a través de grietas que se producen entre las dos placas. En éste caso los magmas son mixtos con una variedad notable entre unos u otros volcanes pues dependen del entorno o ambiente rocoso del que derivan. Es por eso que se les denomina Calcoalcalinos (calco = calcio = roca, en italiano). Al estar sus magmas tan mezclados sus erupciones son de carácter Intermedio o Andesíticas (por su prodigalidad en la cordillera andina) o Ácidas (Félsicas) cuando provienen de cámaras evolucionadas. Este tipo de volcanes suelen estar muy hidratados por las aguas marinas, lo que implica un mayor porcentaje de gases en disolución, que ocasionarán enormes columnas eruptivas por desgasificación inicial del recinto en su 1ª fase de actividad y, al mismo tiempo, una mayor potencialidad explosiva derivada de la presión que los gases ejercen en el interior de la corteza y del contacto agua-magma. Debido a éstos (y otros) matices los volcanes de este grupo son, de lejos, los más violentos, provocando erupciones vulcanianas, plinianas o peleanas (con oleadas tipo St. Helens) o mejor expresado como paroxísmicas.
                         


No hay comentarios:

Publicar un comentario