Translate

Páginas vistas en total

TABLA DE TÉRMINOS VOLCÁNICOS

AA:
      Tipo de colada de lava también llamada Malpaís, que se caracteriza por su aspecto caótico y muy quebrado y se suelen ocasionar a partir de coladas enérgicas, que se esparcen por suelos accidentados y con pendientes. Es una expresión hawaiana.
AFANÍTICO:
      Tipo de cristalización moderada que se lleva a cabo en las rocas ígneas (también llamada de grano fino), que se suele generar en los vertidos extrusivos.
ANILLO DE TOBAS (O DE TUFOS):
       Se denomina así a los depósitos de materiales ígneos que suelen ocasionar los volcanes freáticos o de tipo anular y maar. Éstos se diferencian de los demás por ser de origen muy explosivos y forman surtidores eruptivos rehundidos en el terreno, en lugar de conos elevados con forma de hormigueros.
ALCALINO:
       Palabra que deriva de álcalis (compuesto químico en el que predomina el sodio y el potasio)  y da a entender la abundancia que hay de este componente en detrimento de la sílice.
ARCO INSULAR:
       Hilera de islas de origen volcánico que se forma por subducción entre dos  placas oceánicas.
ASIMILACIÓN:
       Proceso en el cual el magma engulle las rocas del encaje antiguo añadiéndolas al fundido, éste se "contamina" variando su composición tanto en los magmas como en sus volátiles.
ATOLÓN VOLCÁNICO:
      Es el resultado del hundimiento paulatino de una isla volcánica (subsidencia).
BÁSICO:
      Término que se aplica a los magmas primarios (sin contaminación), como son los basaltos o las basanitas, a los que también se llaman juveniles y poseen colores negruzcos o azul marino.
BASANITA:
      Tipo de roca similar a los basaltos (series oscuras) pero con morfología algo diferente, difícil de distinguir a simple vista. Procede de mayor profundidad, por lo que es más rica en álcalis y más pobre en sílice y además contiene abundante minerales de olivino y augita o feldespatoides como la leucita, la neferlina o la hauynita.
BOMBAS VOLCÁNICAS:
       Se considera bomba volcánica a cualquier trozo de lava emitido desde un surtidor ígneo, siempre que supere los 6,4 m.m. de tamaño y pueden ser redondas (explosiones verticales), con aristas (por estar arrancadas de un roquedal pre-existente junto a la chimenea), laminares (laterales) o acabadas en coliflor (secuelas de la caída en tierra firme por aplastamiento), entre otras formas. 
BRECHA VOLCÁNICA:
     Roca similar a la brecha sedimentaria, que se forma cuando comienza una erupción o se produce una fase de elevada explosividad en algún volcán de tipo hidromagmático. Suelen indicar actividad de alta energía por contacto agua-magma, ya sea superficial (freática) o interna (freatomagmatismo).
BRECHA PIROCLÁSTICA:
      Roca de brecha volcánica (con aristas), que surge mezclada con materia ígnea pulverizada por las explosiones y forma un compuesto un tanto caótico, en el que habrá rocas del encaje antiguo (que pueden ser volcánicas o de otro tipo), mezcladas con lava seca que sirve como pegamento (por la sílice que contiene) y puede que hasta algún resto orgánico de tipo vegetal (ramas calcinadas, etc.).
BATOLITO:
   Al enfriarse en el interior de la corteza los magmas suelen producir granitos y otras rocas intrusivas, siendo los batolitos el resultado de un gran concentrado de magma solidificada bajo tierra, cuya extensión puede alcanzar decenas o centenares de kmts., así como un grosor muy voluminoso.
CALCOALCALINO:
    Se denomina así al tipo de volcanes que suelen surgir en lugares donde hay subducción (Andes, Vesubio, etc) de una placa bajo otra. Sus erupciones suelen ser de tipo intermedio, por mezcolanza entre magmas alcalinos de procedencia no muy profunda, plagioclasa cálcica y otros compuestos añadidos desde la litosfera, ya que en este tipo de vulcanismo se ocasionan 2 tipos de fusiones; uno de magma básico (basaltos) y otro generado por fusión parcial de la corteza superficial subducida.
CALDERA:
      En vulcanología se considera con este nombre a aquellos volcanes que colapsaron por alguna causa de fuerza mayor (por ejemplo una erupción de alta energía), dando lugar al derrumbe del techo de la cámara, a partir de lo cual se genera una especie de cuenco de hundimiento, que se suele rellenar con agua de lluvia y, al menos, un penacho volcánico posterior erguido encima del dique.
CÁMARA MAGMÁTICA:
    Es el recinto que se forma en el interior de la Tierra como consecuencia de una concentración importante de materiales ígneos. Algunas son de dimensiones colosales y tardan incluso miles de años en enfriarse. Se las denomina también reservorios, recintos de confinamiento o incluso bolsas.
CINDER:
     Se aplica al edificio volcánico que abre en forma de hoz o herradura hacia un sector, por efecto de la violencia de los flujos piroclásticos, de las coladas de lava o ambos casos.
CLASA:
     Significa "rotura" y se utiliza para definir el tipo de roturas que esgrimen los minerales y algunos tipos de rocas relacionados con algún mineral específico.
CLASTO:
     Quiere decir roca y se refiere a cualquier tipo de ellas.
COLADA DE LAVA MASIVA:
    Se denomina así a los regueros de lava que fluyen en enormes cantidades por las laderas de los volcanes. Algunas pueden producir murallas amplias  tabuladas, además de roturas que abren el cono en forma de herradura o colapsos en las chimeneas (pitones), en cuyo caso acaban adquiriendo formas prismadas por enfriamiento lento.
COLAPSO:
    Se llaman de esta manera a los acontecimientos ígneos que han provocado algún tapón en un volcán (con posible cierre y extinción del dique principal o una mega explosión paroxísmica) o al resultado final evolutivo de un sistema de igniciones de larga duración, en el que el edificio desaparece por desintegración erosiva o hundimiento paulatino. También se suele aplicar a otras facetas volcánicas, como por ejemplo al colapso y precipitación de las columnas eruptivas.
COLUMNA ERUPTIVA:
     Es lo que produce un volcán en erupción y en ocasiones suelen alcanzar dimensiones kilométricas, donde se suelen observar sucesos de diversa índole (rayos, colapsos, lluvia ácida, etc), que les otorgan características particulares. Cuando su fuerza de impulso disminuye, no puede superar la resistencia de la presión atmosférica ni su temperatura más baja y entonces se extiende de manera horizontal, adquiriendo su característica forma de hongo, generando pumitas o ignimbritas.
CONO:
    Por este nombre se sobreentiende que la boca tiene un formato tipo hormiguero, típico en los volcanes, por ejemplo, estrombolianos o efusivos, aunque también los pueden generar otro tipo de  volcanes de mayores dimensiones, que todavía conservan la chimenea más o menos intacta. Cuando el cono se hace muy amplio se les llama cráteres y en casos extremos calderas.
CRÁTER:
     Se suele denominar así a las bocas con diámetro mayor a los conos volcánicos e inferiores a las calderas. Indican un dinamismo de mayor explosividad en el volcán donde se ubican, con  respecto a los volcanes que poseen conos, pero existe confusión a la hora de determinar con exactitud la diferencia entre lo que es un cráter o un cono, siendo un asunto más bien de índole personal y en todo caso intrascendente y banal.
CRISTALIZACIÓN:
     Cuando el magma se va enfriando los iones se agrupan entre ellos, produciendo cristales de diversa índole o tamaño que son la base de la organización mineral de las rocas.
DACITA:
     Tipo de roca de espectro bajo (entre intermedio y félsico), que suelen contener fenocristales (cristales gruesos) y se dan en cámaras evolucionadas. Son típicas de algunos volcanes calcoalcalinos, ricos en plagioclasa cálcica.
DEPÓSITOS DE CAÍDA:
   Lomas compuestas exclusivamente por materiales ígneos pertenecientes a un volcán cercano, cuyas proyecciones balísticas tienen tendencia a caer siempre en un punto concreto, durante un espacio de tiempo más o menos prolongado. Son típicas de los volcanes efusivos y estrombolianos.
DIORITA:
     Roca intrusiva de tipo intermedio. Su expresión extrusiva son las andesitas.
DIFERENCIACIÓN:
     Cuando el magma queda confinado durante mucho tiempo en las cámaras, se lleva a cabo el proceso de diferenciación mineral, en el cual los componentes más pesados (por lo general oscuros), se depositan en las partes más bajas de aquella y van otorgando al resto del compuesto superior tonos cada vez más claros y enriquecidos en sílice.
DISTENSIÓN:
      Es la consecuencia directa de los rifts y lo contrario a "compresión", siendo un lugar propicio para que el magma surja a la superficie, ya que se produce descompresión y el correspondiente inflado del magma, el cual suele ser basáltico. Guarda relación con la actividad "distensiva" o "extensional", que se produce a partir de que se han puesto en marcha los rifts.
DISYUNCIÓN:
     Se producen en el interior de las coladas masivas por el efecto de enfriamiento lento y refracción. Los iones se alinean en mayor medida y provocan formas prismadas que pueden ser columnares, laminares, esferoidales o bolares.
DOMO VOLCÁNICO:
     Es lo que forman las erupciones alrededor de la chimenea y se aplica más bien al penacho de lava seca que se origina en la cúpula coronaria o incluso al pitón final que se suele producir en algunas bocas efusivas.
EFUSIVO:
     Tipo de erupción tranquila que está considerada como la antítesis de los volcanes explosivos. Sus regueros de lava suelen ser fluidos, rápidos y de largo recorrido, siendo habitual que broten no solo por un dique principal, sino por otros orificios anexos dispuestos "en botones" (en hileras) e incluso por aberturas radiales. Sus edificios suelen ser débiles tipo "cono de cenizas o escorias", que no suelen tolerar bien el paso del tiempo y desaparecen sin apenas dejar rastro, por lo que a veces resulta difícil hallar el sector de surtidores. Generan ambientes negruzcos, aunque el término también se aplica a otro tipo de volcanes evolucionados, que al final de un proceso emitieron coladas de lava.
ESCORIAS:
      Por este nombre se conoce al conjunto de materiales ígneos de difícil clasificación, en cuyo grupo se pueden incluir cenizas, tierras y arenas (sean o no sean de origen volcánico) y otros productos arrastrados por los flujos piroclásticos, que no tienen que ver con la ignición (clastos, ramas quemadas, etc.) y al final pueden componer un "tufo soldado" variopinto.
ESTRATOVOLCÁN:
     Así se llama a los volcanes de enormes dimensiones, en los cuales su largo periplo secuencial los ha hecho engrandecerse a base de periódicas erupciones (dispuestas en estratos). que se han ido originando casi siempre por un surtidor sumital central, dando lugar a un edificio gigantesco tipo hormiguero dominado por un cono o un cráter en la cresta.
ESTROMBOLIANO:
     Deviene del Stromboli y su nota más característica es que trata de expresar una periodicidad eruptiva, que puede ser de distinta duración (minutos, horas, días, meses, etc). También se aplica a los volcanes explosivos de baja, mediana y alta potencia que edifican conos de escorias más o menos abiertos, a veces achatados. Su límite lo esgrimen los Anillos de Tobas, a partir de lo cual se los agrupa en otro apartado.
EXTENSIONAL:
      Es el equivalente a la actividad "distensiva" que se lleva a cabo en los rifts, a partir de lo cual las partes laterales sitas a ambos costados de ellos, se van separando gradualmente y se generan volcanes fisurales por sus variantes.
EXTRUSIÓN:
    Cuando una erupción surge al exterior se la denomina extrusiva (externa) y dará rocas extrusivas, en las cuales las cristalizaciones, por lo general, serán rápidas y ocasionarán la aparición de cristales diminutos, casi imperceptibles a simple vista (afaníticos).
FANERÍTICO:
      Se dice de los cristales gruesos que se crean en las rocas ígneas intrusivas.
FELDESPATO:
     Grupo de minerales enriquecidos en componentes alcalinos (sodio y potasio) o plagioclasa cálcica (anortita), que se hallan en gran medida en todo tipo de rocas de la corteza.
FÉLSICO:
    Se dice de los fundidos en los que se ha producido el efecto de la diferenciación mineral y han perdido los tonos oscuros máficos, para dar lugar a los tonos claros o ácidos que caracterizan a los magmas evolucionados.  Su nombre deriva de elevado contenido en feldespato (fel) y sílice (si).
FENOCRISTALES:
     Palabra que quiere decir "cristales grandes". Suele aplicarse a las rocas ígneas que contienen ese tipo de cristales.
FERROMAGNESIANO:
     Palabra compuesta derivada de hierro (ferro) y magnesio que indica un alto contenido de éstos elementos. Leídos al revés nos daría la abreviatura de la palabra sinónima máfico.
FISURA:
     Sinónimo de fractura o grieta. En vulcanología puede guardar relación con un tipo de volcanes, que aparecen a partir de fracturaciones en el terreno (volcanes fisurales).
FLUJO PIROCLÁSTICO:
     Cuando se produce una erupción, a los materiales ígneos que surgen fragmentados y mezclados con escorias, clastos y cenizas, se les llama así para diferenciarlos de las coladas de lava masificada. Deriva del griego piro (fuego) y clastos (rocas) y expresa la idea de que la erupción tiene un componente enérgico. Puede haber diversos tipos de flujos.
FONOLITA:
     Roca derivada de magmas alcalinos rica en componentes alumínicos (piroxeno, hornblenda, anfibol, augita, egirina,...), potásicos (sanidina, ortoclasa, microclina, anortoclasa,...), sódicos (albita) y pobre en sílice, que pertenece al grupo de las series sálicas (silico-alumínicas). Su nombre (rocas que suenan), deviene del sonido que emiten cuando se las golpea o arroja contra algún muro.
FREÁTICO:
     Freato quiere decir "pozo de agua" y se usa para designar a aquellos volcanes con un elevado índice de intrusión acuática en los magmas. Los volcanes freáticos no producen conos convexos sino cráteres cóncavos de tipo hidromagmático y a menudo se originan por la entrada de agua desde la superficie, a diferencia de los freatomagmáticos cuyo contacto se produce bajo tierra. Una erupción freática es muy similar a la que generan los géyseres.
FREATOMAGMÁTICO:
     Se dice de los volcanes de tipo hidromagmático, en los que existen conexiones entre el agua y el magma por el interior de la corteza, con índices de intrusión inferiores a los Freáticos y superiores a los estrombolianos. Sus erupciones pueden llegar a ser muy violentas.
FUSIÓN:
      Proceso en el que una masa más o menos fría se desintegra por efecto de las altas presiones y las temperaturas, generando el liquidus magmático.
GABRO:
    Roca volcánica intrusiva o plutónica que es la equivalente a los basaltos extrusivos pero en este caso con cristales grandes (fenocristales).
GRANITO:
     Roca plutónica que puede ser volcánica o no, según sea su origen. En el apartado ígneo se forman una vez se han producido procesos de diferenciación en las cámaras magmáticas y son de tipo félsico.
GÉISER:
      Los géyseres se suelen generar en ambientes donde subyace actividad ígnea, lo que da lugar a la salida de agua o vapor hirviendo, que suele estar acompañada por fumarolas o solfataras cercanas.
HIALOCLASTITA:
      Roca de origen volcánico que se genera en el fondo del mar cerca de la superficie. Consta de una matriz desmenuzada por la explosividad hidromagmática, con un añadido vítreo similar a la obsidiana (sin brillo), consecuencia del enfriamiento rápido de la lava. Se forman en la última etapa de un volcán submarino (cuando este comienza a emerger), desde unos 700-1200 mts de profundidad
HIDROMAGMÁTICO:
      Se dice del grupo de volcanes en los que se producen óptimos contactos entre el agua y el magma, que suelen provocar explosiones de diferente envergadura. Se aplica sobre todo a aquellos volcanes en los que dicha conexión se produce cerca de la superficie de la corteza, mientras que para los que se originan a partir de pocetas o estanques situados en el interior, se aplica el término freatomagmático.
ÍGNEO:
     Deviene de Ignis= fuego y se usa para referirse a los magmas situados en las cámaras o en los diques y sills, cuando la fusión ya está en marcha.
IGNICIÓN:
      Puesta en marcha de un proceso ígneo (fusión), que puede derivar en erupciones.
IGNIMBRITAS:
     Son depósitos de flujos de alta densidad procedentes de las columnas eruptivas (polvo volcánico muy desmenuzado), que al caer sobre la superficie pueden generar nubes ardientes o flujos muy potentes, en los cuales las partes más pesadas se deslizan por las partes más bajas (flujos de clase HARI) y dan lugar a rocas muy densas y vítreas con vesículas estiradas y otros clastos también estirados (llamados flamas), mientras las partes más volátiles y menos pesadas continúan la trayectoria y se depositan como tobas soldadas (clase LARI), a mucha mayor distancia.
INTRUSIÓN:
    Se emplea para referirse a las penetraciones del magma por el interior de la corteza, lo que da lugar a diques y sills. Por extensión palabras como INTRUSIVO o INTRUIDO, se refiere a una acción de este tipo o a algo que se lleva a cabo en el subsuelo.
LAHAR:
     En vulcanología el término se refiere a un deslizamiento masivo de las laderas de un volcán de forma brusca, debido a cuestiones gravitacionales, sísmicas o atmosféricas (lluvias, riadas, deshielos, etc.). Puede originar graves daños colaterales, pues suele arrastrar enormes cantidades de lodo, ramas, troncos y rocas, que causan estragos en animales y plantas.
LAPILLIS:
     Producto ígneo perteneciente a erupciones de explosividad moderada, generado por los llamados volcanes estrombolianos. con unas medidas entre 2-6,4 mm., que puede soldarse en bloques o dar lugar incluso a la formación de tufos soldados de tefra o esparcirse simplemente como una especie de manto (a veces muy grueso), de diminutas rocas (que es lo que significa en latín).
En algunas zonas volcánicas se le llama de otras maneras (picón, greda,
LAVAS ALMOHADILLADAS:
    Tipo de depósitos de lava situados en los fondos acuáticos, en donde se crean vertidos con forma de pequeñas almohadas superpuestas, que generan roquedales agrupados (con vesículas de gas) y expresan contacto entre regueros de lava y el mar o son una de las últimas erupciones submarinas de algún volcán luego emergido.
LAVAS CORDADAS:
    Se produce en las coladas de lava donde el terreno contiene desniveles, lo que da lugar a que la lava se deslice en chorros, que crean rocas parecidas a cuerdas de bella estampa. Muchas veces se las localiza en los límites entre la costa y el mar (en los acantilados).
LAVAS ESCORIÁCEAS:
     Lava mezclada con escorias, arenas, cenizas, lapillis o rocas de distinta medida que se suele formar en lugares con pendientes, por donde se deslizan los regueros. Si se suelda puede dar lugar a ROCAS PIROCLÁSTICAS o a tufos soldados de tefra.
LAVAS PAHOEHOE:
      Cuando las coladas de lava se esparcen de manera aplanada (en losas), sin apenas sobresaltos ni otros matices que caracterizan a los regueros, se les denomina con esta expresión hawaiana.
LEUCITA:
     Mineral perteneciente a los feldespatoides (descendientes de los feldespatos), que suele aparecer en los ambientes alcalinos con colores vinculados a ese componente.
LIQUIDUS:
     Es el nombre que recibe también el magma fluido en estado de fusión total.
MÁFICO(A):
     Expresión sintetizada que deriva de los 2 elementos principales que se encuentran en las rocas básicas (basaltos y basanitas); magnesio (ma) y hierro (ferro=fe o fi). También se usa el término al revés; rocas ferromagnesianas.
MALPAÍS:
      Es una expresión de las Canarias, que sirve para identificar a un tipo de vertido de lava caótico y muy quebrado, al que también se llama aa (expresión hawaiana) y que se suele dar en erupciones enérgicas, con suelo accidentado o con pendientes relevantes.
NEFELINA:
       Es uno de los feldespatoides más usuales de ver en los vertidos alcalinos y su presencia se delata por su tono oscuro brumoso (que es lo que significa), lo que da a los vertidos básicos un semblante mate y mezclado (es como una taza de chocolate mezclada con algo de leche condensada). Este compuesto se suele llamar BASALTOS NEFELÍNICOS, también precursores de las rocas sálicas.
OBSIDIANA:
      Roca vitrificada que se forma por enfriamiento muy rápido del fundido extruido, al no dar tiempo a los iones que contiene a enlazarse de una manera ordenada entre sí. Su versión aérea son las pumitas o piedra pómez.
OLEADA PIROCLÁSTICA SECA:
     Tipo de flujo piroclástico de elevada potencia, que se suele dar en explosiones hidromagmáticas, donde la cantidad de agua que interacciona con el magma es muy alta y la temperatura de condensación del vapor que viaja en ella es de inferior gradación y acaba convirtiéndose en agua en el emplazamiento. Estos flujos provocan vertidos oscuros que insinúan la humedad que contienen, con clastos muy desmenuzados, cargados de cenizas y escorias y grandes bloques de lava.
OLEADA PIROCLÁSTICA SECA:
     Pertenece también a los flujos piroclásticos de gran potencia, donde la cantidad de agua que interacciona con el magma es óptima y la temperatura de condensación del vapor está sobrecalentada, por lo que éste (el vapor) se escapa con prontitud. Sus depósitos pulverizados suelen tener tonos amarillentos debido a la sequedad y cuesta identificarlos como productos ígneos, aunque los estratos cruzados que forman por los distintos grados de explosividad, muestran a las claras su actividad. Solo se ocasionan en procesos de alta energía.
OLIVINO:
       Es uno de los primeros minerales que se forman en las fusiones del manto superior, muy rica en augita, hierro, magnesio y calcio, aunque también puede poseer otros ingredientes y combinados.
PAROXÍSMICO:
       Expresión que se usa en vulcanología cuando un proceso eruptivo es de una enorme envergadura y suceden hechos catastróficos, por los efectos colaterales derivados de la ignición.
PERIDOTITA:
       Roca plutónica compuesta por piroxeno, anfíbol y olivino, que se encuentra emplazada, según se cree, en la parte superior del manto y es poco común de ver sobre la superficie.
PIROCLASTO:
      Palabra de origen griego (piro=fuego, clasto=roca), que se emplea para definir a los efluvios de magma fragmentado, que surgen por la boca eruptiva de los volcanes junto a las escorias y trozos de rocas ígneas o de otro tipo, También se le llama tefra.
PITÓN VOLCÁNICO:
      Domo de lava seca que se produce en la boca de algunos volcanes, como consecuencia de la etapa terminal de su actividad, en la que se produjo una colada de lava masiva efusiva. En las distintas zonas volcánicas del mundo puede recibir otros nombres ejemplo: agujas, roques (Canarias), riscos, cuernos (Cataluña) o simplemente domos. Suelen poseer disyunciones columnares, ya que la lava se estanca en el cráter o cono y se enfría lentamente.
PLAGIOCLASA:
    Grupo mineral que se encuentra entre los feldespatos del apartado cálcico (anortita)-sódico (albita), caracterizado por sus estrías oblicuas localizadas en sus cristales claros. Tiene propensión a originar rocas ricas en aluminio, calcio y sodio, con coloraciones que van del verde fuerte al blanco. Según sean las cantidades de uno u otro elemento se generan distintos minerales (anortita, bitownita, labradorita, andesina, oligoclasa y albita).
PLINIANO (A):
    Tipo de erupción paroxísmica de gran violencia, donde se suelen producir potentes flujos y oleadas piroclásticas, enormes columnas eruptivas y nubes ardientes cuando estas colapsan.
PLUMA MANTÉLICA:
     Se usa para expresar el ascenso direccional del magma hacia un punto concreto de la superficie de la corteza, ya sea en los fondos marinos o en tierra firme. Es algo diferente a los "puntos calientes" extendidos como los que se producen, por ejemplo, en las provincias volcánicas de la Macronesia. Algunos duran muchos millones de años y permiten "leer" los desplazamientos de las placas (por ejemplo las islas Hawaii o Galápagos).
PLUTÓNICO:
      Se dice de las rocas ígneas que se producen en el interior de la corteza y equivale a "intrusivo" o "interno". Se caracterizan por poseer cristalizaciones gruesas (fenocristales) faneríticas.
PORFÍRICO:
     Composición cristalina de volumen mixto (afanítico y fanerítico) que se suele crear en las rocas extruidas, debido a que una parte del fundido ya había cristalizado en el recinto de confinamiento con anterioridad, lo que comporta 2 tipo de cristalizaciones en una sola roca.
PROYECCIÓN BALÍSTICA:
     Como acontece con los disparos de un cañón militar, las explosiones volcánicas también poseen una proyección llamada balística, determinada por la potencia de impulso que toman los productos ígneos, lo cual puede llegar a crear uno o más anillos o lomas de depósitos cerca de la boca emisora.
PUMITA:
     También llamada Piedra Pómez o Picón es una roca vítrea de escuetas medidas, que se forma en las columnas eruptivas por enfriamiento rápido de los materiales ígneos que surgen por la chimenea y puede llegar a soldarse entre sí, generando rocas mayores muy vesiculadas por los gases y de peso liviano, las cuales flotan si se las echa a algún recipiente que contenga un líquido como el agua.
 PUNTO CALIENTE:
     Centro neurálgico ígneo en donde se concentran magmas por convección en el manto superior o debido al ascenso direccional de una "pluma mantélica".
RIFT:
     Fractura radial del terreno como consecuencia de la presión de los magmas inferiores. Suelen ser extensionales es decir; abren las estructuras litográficas separándolas de manera paulatina entre sí, generando dorsales o fallas del terreno transversales a partir de sus variantes, por donde se van ocasionando igniciones fisurales.
RIOLITA:
     Tipo de  roca extrusiva de las series félsicas o ácidas, que se forma en las erupciones con magmas ya muy evolucionados, que suele estar muy enriquecida con cuarzo y feldespatos. Pertenece a las series basálticas subalcalinas y sus rocas se asemejan mucho a los granitos intrusivos, en cuyas matrices las cristalizaciones suelen ser faneríticas o porfídicas.
SÁLICAS:
      Tipo de rocas de las series alcalinas y muy alcalinas, que se caracterizan por la presencia de los minerales típicos que componen los feldespatos alcalinos, con el añadido de los alumínicos (piroxenos, anfíboles, etc.) y menores porcentajes de sílice. Sus rocas más típicas son las traquitas y las fonolitas, con las basanitas como formas básicas, traquibasaltos y tefritas como intermedias y las sienitas como plutónicas terminales (similares a los granitos). El nombre deriva de sílice-alumínico.
SIENITA:
      Roca plutónica correspondiente a las series sálicas, muy parecida al granito pero con unos índices de cuarzo muy inferiores, rica en feldespatos o en feldespatoides y en minerales alumínicos. Puede aparecer como sienita simple o cargada de nefelina (sienita nefelínica), a partir de las traquitas y las fonolitas.
SILL:
      Es una intrusión magmática de proyección horizontal, que por regla general no logra surgir a la superficie y forma una especie de arterias ígneas encima de los recintos donde se almacena el fundido, aunque pueden generar erupciones laterales por los costados de los edificios volcánicos, a los que se denominan "volcanes adventicios".
SOLFATARA:
      Fumarola o surgencia hidrotermal caracterizada por la emisión de gran cantidad de azufre.
SOLIDUS:
      Fase intermedia de transición entre la roca compacta y el fundido magmático. Aunque jamás se ha observado "en vivo", se considera que debe poseer un compuesto elástico, gomoso, como de un puré denso y es el paso previo hasta convertirse en líquidus.
SUBDUCCIÓN:
      Introducción de una placa debajo de otra al contactar ambas. La más pesada descenderá bajo la otra y la elevará, propiciando la aparición de volcanes al desintegrarse la placa que subduce, por las altas presiones y temperaturas que se van generando, conforme ésta penetra bajo la otra.
SUBSIDENCIA:
      Hundimiento paulatino de un edificio volcánico (por lo general una isla), como consecuencia del peso de su masa sobre la plataforma que la sostiene. El resultado de ello es un atolón marino.
TEFRA: 
      Equivale a "piroclasto" y por tanto es un compuesto de procedencia ígnea, en el que también participan cenizas, escorias, clastos volcánicos fragmentados y xenolitos pertenecientes al encaje antiguo, todo lo cual se puede soldar y formar tufos o incluso "rocas piroclásticas o rocas de tefra".
TEFRITAS:
       Roca sálica de tipo intermedio prácticamente idéntica a los traquibasaltos, que deriva en fonolita y posee un amplio espectro evolutivo entre las basanitas y las fonolitas, apareciendo a veces como una roca de aspecto básico.
TOBA VOLCÁNICA:
Es un tipo de roca de frágil estructura que se forma a partir de todo tipo de efluvios volcánicos de apariencia escoriácea compactada. Puede soldarse entre sí y entonces se la denomina Toba Soldada.
TOLEÍTICO:
Se dice de los magmas basálticos que proceden desde un punto menos profundo que los alcalinos o muy alcalinos. Se suelen dar en las dorsales oceánicas y, ocasionalmente, en puntos calientes continentales.
TRAP:
Se denomina así a las mesetas basálticas donde hay enormes aglomeraciones de de este tipo de roca.
TRAQUITA:
Roca volcánica muy alcalina de la serie clara o ácida que se produce a partir de magmas evolucionados. Se la puede comparar con las Dacitas y Andesitas claras pero procede desde profundidades mayores y puede tener cristales grandes y pequeños (porfíricos).
TRAQUIBASALTO
TUBO VOLCÁNICO:
Es una vacío que se forma cuando un reguero de lava continuo provoca un túnel con carcasa basáltica y que, en un determinado momento, deja de fluir dejando un hueco a  modo de gruta.
ULTRAMÁFICO:
También llamado Ultrabásico, sirve para denominar a los fundidos de procedencia muy profunda con un alto contenido en alcalis.
VISCOSIDAD:
Cuando un fundido evoluciona y se producen diferenciados, el producto resultante se va convirtiendo cada vez más viscoso debido a la pérdida de elementos básicos (hierro, magnesio y calcio) y al aumento de sílice (sobre todo), sodio y potasio. En éste fundido los gases tienen más dificultades para escapar y por ello las erupciones viscosas (andesíticas, dacíticas o riolíticas) son de las más explosivas que se puedan ver.
VOLCANES EXPLOSIVOS
VOLCÁN COMPUESTO
VOLCÁN EN ESCUDO:
En los centros volcánicos donde la lava fluye constantemente de manera fluida durante largos periodos de tiempo, se producen edificios aplanados con bocas tipo cráter, ejemplo; Kilauea (Hawaii).
VOLCÁN EN HERRADURA:
Se produce por la salida de material eruptivo hacia alguno de sus costados. Suele ser típico en los volcanes efusivos y estrombolianos, ya que sus conos son menos consistentes y emiten coladas de lava de vez en cuando. Otras veces es el resultado de la inclinación del dique de salida ígnea.
VULCANIANO:
Tipo de erupción de carácter violento, pero de proporciones algo inferiores a las plinianas. Se producen en volcanes andesíticos poligénicos y su nota característica más peculiar son las explosiones que se producen cerca de su boca debido a algún tapón que se forma en ella. Cuando el material cae desde la columna eruptiva vuelve a taponar la boca y se reinicia el proceso hasta que ésta queda liberada, entonces se produce alguna colada viscosa de corta duración y largada. Los volcanes plinianos son parecidos, pero sus erupciones son  de mayores envergaduras y se producen en una sola secuencia continua muy violenta.
XENOLITO

No hay comentarios:

Publicar un comentario